Segunda visita a Pentland Hills, esta vez nevadas

Si recordáis (los que sigáis mi blog) ya escribí un post sobre estas maravillosas montañas cerca de Edimburgo: Pentland Hills. Allí estuve en Navidades con dos amigas del máster, visitando la pista artificial de esquí más grande de Europa (Hillend), y haciendo una ruta en los alrededores del centro de visitantes de Flotterstone (una de las zonas más turísticas del parque). Yo sabía que tenía pendiente volver para ver más, y la oportunidad salió sin esperarla en Semana Santa. Algunos compañeros del máster propusieron una excursión para el sábado y yo no me lo pensé dos veces. Eso sí, esta vez nos encontramos a las Pentlands nevadas, ya que durante el mes de marzo había nevado mucho.

The Pentland Hills son una cadena de colinas en el suroeste de Edimburgo, a tan solo media hora de la ciudad, con picos en torno a los 500 m. Este lugar fue nombrado Parque Regional en 1984 y ocupa un área de 90 km². Tiene muchos usos recreativos: senderismo, bici de montaña, rutas a caballo, orientación, pesca, golf y esquí. Esta vez fuimos a conocer la zona que está cerca de Balerno, más al norte que donde estuvimos anteriormente. Esta zona también es quizás la más turística de todas las del parque, más aún que Flotterstone. Cabe destacar Harlaw Reservoir y Red Moss como principales atracciones.

A pesar de que el día antes de la excursión hizo un tiempo estupendo de sol y no mucho frío, el sábado no tuvimos tanta suerte. Cuando me asomé por la ventana vi que estaba nevando (otra vez, para variar). Sin embargo, las predicciones meteorológicas decían que por la tarde iba a salir el sol, así que confiamos en que así sería. Cogimos el autobús 44 para ir hasta Balerno, el pueblo más cercano a la zona del parque que queríamos visitar esta vez. Al bajar del autobús nevaba intensamente, mucho más que en Edimburgo, y el pueblo estaba ya cubierto de nieve. Las montañas estaban totalmente blancas de tanta nieve como tenían, un paisaje muy distinto del que vi cuando las visité en diciembre por primera vez.

Caminamos desde la parada de autobús hasta el centro de visitantes de Harlaw, cerca de la famosa Harlaw reservoir (una especie de embalse). Estuvimos un rato dentro del centro de visitantes, haciendo tiempo a ver si dejaba de nevar. Cuando parece que paró un poco, salimos fuera y empezamos a caminar, mientras contemplábamos extasiados el hermoso paisaje nevado.

Hicimos parte del Woodland Walk, y después seguimos caminando hacia otro embalse, Threipmuir Reservoir. No podía evitar pararme a hacer fotos, el paisaje nevado era precioso. Además a partir de la 1 de la tarde salió el sol y el cielo se volvió azul, lo cual lo hacía aún más bonito.

No podía faltar una foto de grupo, posando en la nieve.

Y seguimos caminando y disfrutando de los paisajes nevados.

Llegamos hasta una zona muy especial del parque: Red Moss. Se trata de un ecosistema muy especial, en inglés es “peat bog” (turbera), en el que la turba se ha ido acumulando durante miles de años. Este lugar es único en los alrededores de Edimburgo, no habiendo otro igual tan cerca de la ciudad. Alberga una rica vegetación que es única de este lugar, uno de los principales motivos de que esté protegido. De todos modos, poca vegetación pudimos ver ya que estaba casi todo cubierto por la nieve. Hay un camino de madera construido ya que no se puede caminar directamente sobre el “peat bog”, pues te hundirías (es como un pantano).

Al salir de Red Moss, caminamos un poco más junto a los embalses, deleitándonos con más bellos paisajes como este.

Espero que haya una visita más a las Pentlands antes de marcharme de Edimburgo, a ser posible con mejor tiempo, y que entonces me encuentre un paisaje de coloridas flores. Si tengo otra oportunidad de volver, exploraré una nueva zona, la de la famosa cascada y los picos más altos. Y por supuesto habrá post, no os lo perdáis.

Anuncios

4 pensamientos en “Segunda visita a Pentland Hills, esta vez nevadas

    • Sí, pues la verdad que a pesar de tanta nieve, no pasé tanto frío ese día como otros. La verdad que los paisajes nevados me encantan y fue una maravilla poder recorrer las Pentands así.

  1. Preciosísimas fotos y post… Nunca he estado en las Pentlands. Injustamente, siempre las he pasado de largo y aunque me llamaban, el encanto de las Highlands me tiraba más… Después de leerte, creo que intentaré una escapada sí o sí en septiembre cuando vuelva.

    Un abrazo

    • Gracias por comentario! Me alegro de que te guste mi entrada. Seguro, tienes que ir a las Pentlands, te van a encantar, y de verdad que no tienen nada que envidiar a las Highlands. Espero que escribas sobre ellas cuando vayas en septiembre.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s