Nicaragua 2014: San Juan del Sur

A finales de enero del 2014 tuve que salir de Costa Rica para renovar mi visado de turismo, algo que hay que hacer cada tres meses. Decidí volver a Nicaragua, como hice la vez anterior, ya que era el país que tenía más cerca y sólo quería pasar cuatro días allí. Esta vez fui a San Juan del Sur, el destino de sol y playa más famoso de Nicaragua. No fui allí por esa razón, de hecho ese tipo de turismo no me atrae para nada. La razón por la que fui, aparte de por la cercanía a la frontera de Costa Rica, fue para conocer una ONG que trabaja con comunidades locales que se encuentran en las inmediaciones de San Juan del Sur. Sus proyectos me parecieron muy interesantes y por ello quería conocerlos de cerca, ya que pensé en la posibilidad de organizar viajes solidarios con ellos.

Para llegar hasta allí cogí un bus desde la población El Tanque, cerca de La Fortuna de San Carlos, hasta Peñas Blancas, la frontera. Una vez allí, hice todos los trámites habituales de cruzar la frontera, caminando el kilómetro que separaba ambos países, parando en los lugares indicados para sellar y pagar impuestos. La vez anterior fui con Ticabus y ellos se encargan de facilitarte los trámites, pero el proceso es más largo pues hay que esperar a todos los pasajeros, además de que este autobús es más caro. Esta vez decidí ir en transporte público y cruzar la frontera a pie, pues no sólo me ahorraba dinero sino también tiempo. No fue tan complicado como temía y cuando quise darme cuenta ya estaba pisando suelo nicaragüense. Enseguida encontré un bus hasta Rivas que me iba a llevar hasta el cruce de La Virgen, lugar donde tenía que bajarme para coger el bus hasta San Juan del Sur.

Tuve mucha suerte ya que al bajarme del bus que venía de la frontera, justo en ese momento venía el bus a San Juan del Sur. Crucé la carretera corriendo y cogí el bus a tiempo. En unos 20 minutos estaba llegando a este famoso destino turístico de Nicaragua. Al bajar del bus me abrumó el intenso calor que hacía, algo a lo que ya no estaba acostumbrada después del frío que había pasado en Arenal en enero y en Monteverde en los meses anteriores. Lo primero que hice fue buscar un locutorio para llamar a la mujer americana que trabajaba para la ONG y con la que había estado en contacto por email. Después de preguntar a un par de personas, localicé un locutorio donde pude llamarla. Ella me dijo que esperara frente a un conocido restaurante del pueblo para irme a buscar.

San Juan del Sur está junto a una playa del Pacífico de Nicaragua, en el sur del país. Esta ciudad-puerto es hoy día un destino de vacaciones de sol y playa, pero también para los aficionados al surfing, al buceo y a la pesca deportiva. En el S. XIX llegaron aquí numerosos buscadores de oro que viajaban desde la costa este de Estados Unidos hasta California. El pueblo en sí no es ninguna maravilla, aparte del parque central no vi nada que me llamara la atención en sus calles. Además de casas y tiendas, lo que más abundan son los hoteles, las agencias y los restaurantes, lo cual indica la gran afluencia de turistas que allí llegan.

Por fin llegó Mara, la mujer americana de la ONG Comunidad Connect, para llevarme a la casa de la familia donde me iba a quedar en los próximos dos días. Pensé que una forma de conocer un poco más la ONG y la comunidad, era quedándome en casa de una familia, y además me salía igual de precio que el hostel. Esta ONG tiene interesantes proyectos con las comunidades aledañas a San Juan del Sur pero también en algunas otras comunidades del país. Estos proyectos son muy variados: educación, medio ambiente, salud, mujeres, turismo comunitario, etc. Ellos reciben voluntarios, especialmente de universidades, pero ocasionalmente también trabajan con turistas. Yo quería analizar la posibilidad de organizar un viaje de turismo solidario y turismo rural con ellos, a través de mi empresa de viajes (de la que os hablaré en el próximo post).

Esta pictoresca ciudad-puerto es testigo del tránsito de los buscadores de oro del Siglo XIX en su viaje desde la costa Este de Estados Unidos hasta San Francisco, California.

Mara me llevó a la casa de la familia de acogida y allí me quedé dos días. Me dieron una habitación individual con baño, desayuno incluido y derecho a utilizar la cocina, todo por $10 al día. Era un matrimonio con dos niños pequeños, y también tenían dos hijos más mayores que ya no vivían en la casa. La mujer era profesora de español en una escuela que ella misma había creado, y había tenido estudiantes y voluntarios de diversos países en casa muchas veces.

Al día siguiente, Mara me vino a buscar y me llevó a conocer las comunidades cercanas a San Juan del Sur, como por ejemplo la del barrio Marsella. Allí me enseñó una escuela donde iban voluntarios a enseñar inglés y lectura a los niños. También me enseñó la famosa playa Marsella y un hotel familiar cercano donde podía llevar a mi grupo cuando hiciera el viaje. Después me llevó a otro barrio y allí conocí a un grupo de mujeres que hacían mermeladas de frutas tropicales y luego las vendían, y por último me llevó a la casa de la presidenta del grupo de mujeres para hablar con ella y su familia.

Por la tarde estuve en la playa, paseando y bañándome. No está mal pero son mejores la Playa Maderas y Playa Hermosa, si tenéis oportunidad de ir allí (yo no fui porque no tenía transporte y no quise gastar dinero en un taxi).

La noche anterior estuve en un espectáculo de música y danza folclórica de Nicaragua que Mara presentaba cada jueves en el restaurante El Timón. Bueno, ella traducía para los turistas extranjeros que no hablaban español, además de animar. Si tenéis oportunidad de ir, os lo recomiendo, merece la pena de verdad.

Las dos últimas noches las pasé en el hostel Esperanza, cuyos dueños eran una pareja de españoles. Fui allí porque podía pagar con tarjeta y ya no me quedaba mucho efectivo, si no yo habría preferido quedarme con la familia. En el cafetín Jugoso de este hostel me comí un pincho de tortilla y un pan tumaca que me supieron a gloria, como no os podéis imaginar. La verdad que no tenían nada que envidiar a los que se comen en España.

El sábado por la noche tienen siempre paella y música en directo. Por supuesto comí un plato de paella que casi me hace saltar lágrimas de alegría, después de más de medio año sin comerla. Y os digo que la paella es mi comida española favorita. La música era típica española aunque los músicos eran nicaragüenses y canadienses.

Con los dueños del hostel frente a su deliciosa paella

Lo que no me gustó del hostel fue que los mochileros que allí había eran los típicos gringos jovencitos (algunos canadienses y australianos también) que estaban desbocados e iban en plan de juerga y borrachera. El domingo fue la famosa fiesta de las piscinas “Sunday funday” y todos los del hostel se fueron allí menos yo. Desde luego que lo que menos me apetecía era pagar $15 por ir a una fiesta donde la gente va de piscina en piscina a emborracharse. Lo peor fue que esa noche cuando me fui a dormir tuve una parejita teniendo sexo en mi habitación, además de unos cuantos borrachos que estuvieron hablando muy alto hasta las tantas en la terraza de fuera. Hablando con los dueños del hostel me dijeron que ya estaban hartos de estos ambientes y quería transformar el hostel en un lugar que apoyara el turismo sostenible y comunitario. Espero que lo consigan porque así sería un lugar mucho mejor para estar.

El dormitorio donde pasé la noche después de la gran juerga de los mochileros

Ese día por la mañana, antes de la famosa fiesta, subí hasta la estatua del Cristo de la Misericordia con dos chicos americanos que conocí en el hostel. Esta estatua es el símbolo de San Juan del Sur, y desde la playa la podéis ver, en lo alto de una colina. Una no puede evitar pensar en la similitud con la famosa estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro. Esta estatua del Cristo de la Misericordia la mandó construir un empresario nicaragüense cuando se curó de un cáncer de próstata a raíz de sus oraciones en el año 2000. La imagen está hecha en fibra de vidrio y mide 24 m de alto. Fue diseñada y creada por el artista costarricense Max Ulloa.

Para subir allí, primero hay que caminar por la playa hasta el final. Entonces encuentras un puente y lo cruzas.

El río que cruza el puente

El camino sigue por una zona residencial y va subiendo hasta llegar a la colina donde está la estatua.

Las vistas son cada vez mejor, pero también el camino es cada vez más empinado. La subida ya no es tan fácil.

Me preguntaba sobre todos estos sitios de los carteles, si merecía la pena visitarlos.

Por fin llegamos a la entrada del mirador donde está la estatua. Un señor que estaba allí nos pidió $2 para entrar. Allí, a los pies de la estatua, tuvimos las mejores vistas.

Hay una capilla donde habla del Cristo de la Misericordia y también de la estatua que allí se construyó.

Así fue mi último día en San Juan del Sur, al día siguiente me marchaba. También estuve hablando con Mara del viaje solidario que quería organizar con su ONG. Si toda sale bien, volveré a Nicaragua el próximo año para acompañar al grupo, y así de paso ver más de este precioso país. De momento, aquí terminaba mi segunda visita a Nicaragua, y Costa Rica me esperaba para tres meses más.

Esta pictoresca ciudad-puerto es testigo del tránsito de los buscadores de oro del Siglo XIX en su viaje desde la costa Este de Estados Unidos hasta San Francisco, California.San Juan del Sur es ahora destino de los buscadores de ocio y sana recreación, del surfing, de la pesca deportiva, canoy, buceo, snorkeling y de exploradores de nuevos destinos como los visitantes que llegan vía cruceros turísticos. – See more at: http://www.go2sanjuandelsur.com/playas#sthash.zVqWYjQv.dpuf
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s