Unos días recorriendo Barcelona con amigos

El año pasado hice un viaje de unos días a Barcelona y desde entonces tenía pendiente escribir un post sobre ello. Fue a mediados de mayo, al poco tiempo de volver de Costa Rica, y tuve la suerte de ir bien acompañada con algunas de mis mejores amigas de Madrid. Además allí me reencontré con un amigo italiano que conocí en Costa Rica, con un amigo nuestro de Madrid que ahora vivía allí y con uno de mis mejores amigos del máster de Edimburgo que además tuvo la generosidad de ofrecernos su casa para quedarnos. No podía tener mejor manera de celebrar mi regreso a España y mi reciente cumpleaños. Barcelona era uno de mis destinos pendientes para revisitar. Había estado allí hacía catorce años pero fui en invierno y con una gripe que me hizo estar en cama gran parte del tiempo. No disfruté mucho de Barcelona en aquellos días y siempre pensé que tenía que volver para vivir esta ciudad de otra manera. Por fin llegó el momento de volver, las condiciones se dieron para ello y tuve que aprovechar la oportunidad.

A menudo, en mis viajes y estancias en el extranjero, he conocido personas de todo el mundo que al saber que era española, me han hablado de su viaje a Barcelona. Parece que esta ciudad es mucho más popular que Madrid para los extranjeros, de hecho es una de las ciudades más visitadas de toda Europa. Yo siempre me preguntaba a qué se debía tanto entusiasmo con Barcelona cuando a mí no me pareció nada del otro mundo. Cuando volví pude entenderlo, mi percepción de la ciudad se había visto empañada por mi mala experiencia anterior. Esta vez descubrí sitios nuevos que me parecieron fascinantes, además de ver algunos de los sitios anteriores con otros ojos. La compañía de mis amigos hizo que disfrutara la visita mucho más aún. Ahora Barcelona para mí siempre será especial y llena de gratos recuerdos.

Sigue leyendo

Anuncios