Mi experiencia en la universal ciudad de Auroville (India)

Hace ya casi seis meses que volví de la famosa ciudad universal de Auroville, en el sur de India. Por falta de tiempo, he ido posponiendo la redacción de este post, pero ya de hoy no pasa. Me hubiera gustado haberlo escrito con la memoria más fresca y las sensaciones que traía conmigo de aquella estancia. De todos modos, estoy seguro que mientras escribo el post vendrán a mi recuerdos y detalles de este lugar tan interesante y especial, aunque no falto de controversias también. Fui allí al terminar el año 2015, concretamente mi avión salía de Madrid el 29 de diciembre y llegaba a Chennai el día 30. Recibí el nuevo año allí y pasé tres intensas semanas que trataré de resumir a continuación. No entraré en muchos detalles de lo que allí viví pero sí os quiero dar información de este lugar y algunas opiniones.

Auroville es una ciudad internacional situada en el distrito de Villipuram, en Tamil Nadu, a 150 km de Chennai, en el sur de India. En estos momentos cuenta con una población de unas 2400 personas, de 49 países distintos, aunque un tercio de ellas son de India. Auroville se creó con la finalidad de ser un centro donde seres humanos de todas partes y clase social pudieran vivir en armonía. Da especial importancia a la sostenibilidad y la transformación de conciencia. Es un lugar único en el mundo, y haya logrado o no su objetivo, considero que merece la pena visitarlo y experimentarlo.

Sigue leyendo

India 2011

Después de tantos años esperando el momento de visitar este fascinante país, conseguí organizar un viaje solidario en el que llevaría un grupo de dieciocho personas. El viaje, de tres semanas de duración, combinaba voluntariado, intercambio cultural y turismo, y transcurría en cinco estados del norte de la India: Delhi, Rajasthán, Uttar Pradesh, Himachal y Punjab. El programa incluye actividades tan variadas como clases de hindi, bollywood, bhangra y yoga, trekking en las montañas, voluntariado,… Entre las visitas turísticas están el Taj Mahal, safari de tigres en el Parque Nacional de Ranthambore, recorrido a camello en el desierto de Thar, Dharmshala (residencia del Dalai Lama) y Amritsar con su Templo Dorado. Después yo me quedaba con unos amigos dos semanas más para ir a Rishikesh, capital mundial del yoga, en el estado de Uttarakhand, y Varanasi, la antigua y sagrada ciudad del Ganges, destino final de nuestro viaje.
Sigue leyendo