Polonia 2010

Yo estaba planificando un viaje a Nepal para aquel verano pero no salió por falta de gente para el grupo. No estaba dispuesta a quedarme en Madrid en verano, así que busqué un plan B, que resultó ser… Polonia. ¿Por qué decidí irme allí? Apenas conocía Europa del Este y este era uno de los pocos países de esta parte del mundo que me atrevía a visitar sola (aunque a última hora una amiga se unió a parte de mi viaje), además de ser el que más me atraía por lo que había escuchado de él. Primero busqué una granja orgánica donde hacer voluntariado a través de la organización WWOOF, y encontré una interesante ecoaldea donde realizaban terapia homa (ciencia de sanación ayurvérdica). Allí estuve como voluntaria casi tres semanas, y después me fui a las famosas montañas Tatras donde pasé varios días realizando numerosas rutas de senderismo. También visité la famosa ciudad de Cracovia, con su preciosos edificios medievales y escenario del terrible holocausto nazi. Allí estuve en casas de couchsurfers, incluso una de ellas, me llevó a pasar un fin de semana a la granja de caballos de un amigo. Estuve todo el tiempo en la provincia de Malopolska, ya que prefería concentrarme en una única región y conocerla bien, que tratar de ver todo el país rápidamente.

Sigue leyendo

Anuncios