Beltane Fire Festival

Aunque ya hayan pasado casi dos meses desde que tuvo lugar este espectacular festival pagano en Edimburgo, no podía dejar de escribir sobre ello. No es la primera vez que asisto, ya que en el año 2002 tuve la oportunidad de verlo por primera vez, y cuento algo sobre ello en mi post Viaje en Escocia y Gales 2002. También tuve la oportunidad de ver la celebración Samhain que tiene lugar en Halloween y que es organizado por el mismo grupo de gente (Halloween en Edimburgo). El Festival de Beltane es el más grande de todos los que este grupo ofrece a lo largo del año, de hecho se llaman Beltane Fire Society (lo de fuego viene por la gran cantidad de hogueras que se hacen durante la noche). Tiene lugar el 30 de abril, justo el día antes de comenzar el mes de mayo, y se celebra la llegada del verano y la fertilidad de la Tierra.

Por más que os quiera describir aquí cómo fue este festival, no podré transmitirlo con el detalle que quisiera, y por ello os recomiendo absolutamente que lo experimentéis en primera persona si tenéis oportunidad. Es una mezcla de espectáculo, ritual pagano, ritmo de tambores, danzas salvajes, fuego por todas partes, transformación, y en definitiva, una celebración de la llegada del verano al estilo más tradicional de Edimburgo. A continuación trataré de describiros en la medida de lo posible cómo fue aquella noche para mi, y acompañaré mi relato con varias fotos y un video (la calidad no es muy buena pero os pondré un enlace a las fotos de Beltane Fire Society, igual que hice en el post que escribí sobre Samhain).

Sigue leyendo

Mis segundas Navidades en Edimburgo

Como sabéis los que seguís mi blog, ya viví en Edimburgo hace unos diez años, y por aquel entonces ya pude experimentar las Navidades aquí (Gran Bretaña 2001). Justo el día 21 de diciembre de aquel año, dejé el trabajo que tenía para así aprovechar al máximo mis dos últimas semanas en esta fantástica ciudad que tanto amo, antes de regresar a España. Por cierto, no sabéis cuanto lamenté después haber dejado el trabajo y haberme marchado, porque en realidad mi corazón quería seguir allí, y siempre tenía esa espinita clavada de regresar a Edimburgo para vivirlo más. Por fin en el 2012 ese sueño se cumplió y regresé de nuevo para vivir una temporada más larga que la anterior.

Esta vez no he tenido ocasión de disfrutar de todos los eventos navideños como aquel año ya que el máster que estoy estudiando me tiene muy absorbida y apenas me deja tiempo para nada más. Aún así pude escaparme un día a hacer fotos de los mercadillos y diversas atracciones de feria que ponen todos los años en el centro. También el día 25 celebré la Navidad recorriendo las calles de esta maravillosa ciudad en un día de pleno sol que fue sin duda el mejor regalo que recibí. Por último me acerqué a ver la procesión de las antorchas el día 30 con los fuegos artificiales al final (un pequeño adelanto de lo que vendría el día después). No pude disfrutar de la famosa fiesta y espectaculares fuegos artificiales de Hogmanay porque tuve que trabajar esa noche (o mejor dicho anoche) pero ya tuve ocasión de vivirlo en el 2001. Para que vamos a engañarnos, lo pasé bastante mejor entonces, pero tampoco me quejo este año. Volver a experimentar unas Navidades en esta maravillosa ciudad ya me parece un privilegio.

Sigue leyendo

Mi regreso a Edimburgo

La verdad que la vida da muchas vueltas y es curioso cómo suceden cosas que a veces ni esperamos. Hace algo más de un año yo estaba en España escribiendo un antiguo post sobre mi estancia en Gran Bretaña en el año 2001 (Gran Bretaña 2001) y en la tercera parte de ese post hablaba de mi vida en Edimburgo. Por entonces ni me podía imaginar que regresaría aquí este año; sabía que me quería marchar de nuevo de España pero aún no sabía dónde. En febrero de este año me fui a Londres un poco a la desesperada, sin estar muy convencida, sólo por salir de España y probar suerte en algún lugar del extranjero. Londres no me convenció lo suficiente como para quedarme definitivamente, así que después de 6 meses allí, tomé la decisión de ir a Edimburgo a estudiar un máster.

A pesar de que esta ciudad me encantó en su momento, no creáis que tenía muchas ganas de volver a un lugar donde ya había estado y donde había vivido una serie de experiencias con gente que ya no estaba aquí.  Volver a este lugar del pasado y sin la gente que me acompañó en aquellos meses que aquí viví, me producía cierto miedo, más que nada porque sabía que ya no sería la misma experiencia de antes y temía decepcionarme. Realmente era como empezar de cero, con todas sus dificultades, y además sola. Contacté con algunos couchsurfers y ellos fueron las primeras personas que conocí, mi primer punto de contacto. No me enrrollo más y empiezo a relatar esta historia de cómo llegué a Edimburgo y cómo fueron mis comienzos en esta ciudad donde ya había vivido antes (quizás debería decir mis segundos comienzos).

Sigue leyendo