Revisitando Londres y recordando viejos tiempos

Londres es sin duda la ciudad del mundo que más veces he visitado, después de Madrid. He estado en Londres cinco veces, una de ellas viviendo durante seis meses, más otras tantas veces de paso por su aeropuerto para conexiones a vuelos en algunos de mis viajes a países lejanos. Yo además soy de las que no se conforma con conocer cuatro lugares turísticos, sino que me gusta recorrer a fondo una ciudad si tengo el tiempo suficiente para hacerlo. La vez que viví en Londres seis meses, me aventuré a lugares menos turísticos y conocidos, que además me sorprendieron gratamente. Algo que me encanta de Londres es que a pesar de ser una gran ciudad con muchos edificios, mucho tráfico y mucho estrés, también nos deleita con numerosos espacios verdes repartidos por todo su territorio. Y no sólo me refiero a los típicos parques del centro que todo el mundo conoce, sino también a otros de las afueras que son enormes bosques con lagos, y a los que se puede llegar fácilmente en transporte público.

La última vez que estuve en Londres fue hace no mucho, en agosto del 2014, y me quedé una semana en total. Aproveché para reencontrarme con algunos amigos y recorrer algunos de mis lugares favoritos de la ciudad. Aunque ya haya decidido que Londres no es el lugar donde me quedaría a vivir, reconozco que para visitar es una ciudad que me fascina. Tuve suerte porque durante esos días me quedé en casa de una amiga que vive en pleno centro, muy cerca de Oxford Street. Me vino genial para recorrer algunos de mis lugares favoritos del centro, además de ahorrarme dinero en transporte, pues dicho sea de paso, el transporte público en Londres es muy caro, uno de los más caros del mundo. Si no hubiera tenido donde quedarme, habría consultado la web de venere, donde hay amplia oferta de alojamiento con precios para todos los bolsillos. A continuación me gustaría hablaros de algunos de los sitios que revisité durante esta semana que pasé en Londres.

Sigue leyendo

Anuncios

Preliminares de un gran viaje: emoción y nervios de última hora

Me lo prometí y lo estoy cumpliendo, que para mi gran viaje de Costa Rica (y Centroamérica tal vez) iba a escribir todo lo posible en vivo y en directo (eso sí, no sé si lo podré publicar hoy). Es una de mis gran ilusiones desde que comencé el blog, escribir un viaje según está sucediendo. Harta de escribir y escribir viajes pasados, ayer escribí el último de momento y espero no escribir otro en mucho tiempo. Ahora toca escribir de lo que ahora está pasando, porque es lo que me pide el cuerpo y el alma, porque ahora no puedo pensar en otra cosa que no sea este momento.

Empiezo a relajarme ahora, después de todos los nervios y estrés de estos últimos meses, y sobre todo el último mes. Y esta misma mañana ha sido el remate cuando al ir a facturar me han dicho que mi segundo vuelo, el de Miami a Costa Rica, no aparecía en el sistema. He tenido muchos problemas con mi vuelo desde que lo compré, me han hecho varios cambios y chapuzas varias que aquí no voy a detallar, lo que me ha tenido email para acá email para allá con la agencia de viajes durante un buen tiempo. Cuando esta mañana me han dicho lo de que no aparecía en el segundo vuelo, casi me da algo. Me han mandado de un sitio a otro y al final lo han solucionado, uff, y ahora tengo en mi poder las dos tarjetas de embarque, la de Miami y la de San José.

Sigue leyendo

Mis rincones favoritos de Londres

Londres es una de las ciudades más turísticas de Europa, con mucho que ofrecer al visitante, y unos pocos días no son suficientes para recorrerla completamente. En este artículo no quería escribir sobre los sitios más turísticos y conocidos de Londres, creo que sobre ello ya se ha escrito mucho. En mi primera visita a Londres hace diez años visité todos aquellos lugares, así que cuando viví allí el año pasado quería dejarme sorprender por otros menos conocidos pero no por ello menos interesantes. Quizás la primera vez que uno viene a la ciudad se decanta por visitar Westminster con el Big Ben y el Parlamento, el Palacio de Buckingham, Trafalgar Square, Leicester Square, Oxford Circus, Picadilly Circus, Covent Garden, St Paul o London Bridge. También algunos famosos parques del centro como Hyde Park, Regent’s Park y St. James’s Park.

London Bridge

St James’s Park

Pero como decía antes, quiero hablar de lugares menos conocidos que me a mi me han encantado. Uno de estos sitios es Kingston upon Thames (donde viví mi primer mes en Londres) y su vecino Richmond upon Thames. Son en realidad dos pueblos que están en Greater London. Kingston es el lugar donde empezaron a coronar a los reyes ingleses y allí podéis ver la piedra de la coronación. También merece la pena de verdad la Plaza del Mercado y el paseo junto al río Támesis. Richmond queda más cerca de Londres e incluso el metro llega allí. Cabe destacar sus puentes y sus verdes praderas junto al Támesis, y sobretodo el Parque de Richmond que comparte con su vecino Kingston. Este parque es el más grande de Londres, tiene un lago y hasta muchos ciervos viven en él. Tampoco debéis dejar de visitar Kew Gardens, muy cerca de Richmond upon Thames, uno de los mejores jardines botánicos del mundo.

Plaza del Mercado en Kingston upon Thames

Richmond Park

El siguiente sitio donde viví fue West London y allí pasé tres meses. El corazón de West London es Hammersmith, que es como el centro urbano de esta zona. Yo trabajaba en Ravenscourt Park, un precioso parque de Hammersmith. Vivía en Brentford, en concreto South Ealing, que está en la línea de metro que va al aeropuerto de Heathrow. Muy cerca quedaba Acton Town, que es como un pueblo aparte. Al lado de casa tenía el enorme parque de Gunnersbury, que atravesaba cada mañana para coger el autobús. Chiswick es una elegante zona junto al Támesis que está entre Brentford y Hammersmith; destaca por sus lujosas casas y bonitos jardines. Por último, en esta zona recomiendo visitar Barnes donde está la WWT London Wetland Centre, una reserva natural urbana con una amplia colección de aves acuáticas de todo el mundo. Este lugar es único en el mundo por ser una reserva natural construida artificialmente en plena ciudad, una iniciativa muy interesante.

A orillas del Támesis en Chiswick

WWT London Wetland Centre en Barnes

Por último viví en North London, en concreto en la zona de Islington, un poco más arriba de la famosa estación de tren King’s Cross. Esta ha sido la zona de Londres que más me ha conquistado, y a pesar de haber pasado sólo un mes aquí, me ha quedado claro que es el mejor sitio de la ciudad para vivir. Esta vez he estado más cerca del centro que nunca, pero a pesar de ello, no me han faltado espacios verdes cerca. De esta zona cabe destacar Stoke Newington, lugar muy “trendy” con mercados ecológicos, tiendas y cafés alternativos. Allí estaba el precioso parque de Clissold, que aunque no es muy conocido, es de los más bonitos que he visto en Londres. Un poco más lejos está Finsbury Park, más conocido, aunque a mí me gustó menos; aún así recomiendo visitarlo.

Clissold Park

Farmers’ market Stoke Newington

Luego está Victoria Park, un conocido parque que está junto al Regent’s Canal. Este canal tiene unos 13 km de longitud y recomiendo recorrerlo en bici. Yo fui hasta Camden Town siguiendo el canal desde Islington y me pareció una excursión preciosa. El mercado de Camden es otro sitio del norte de Londres que uno no se puede perder, lugar muy alternativo donde puedes encontrar de todo lo que te puedas imaginar. En el norte (pero más hacia el oeste) también está el parque de Hampstead, que merece mucho la pena, sobre todo por las impresionantes vistas que tiene desde Parliament Hill, una colina. Por último, visité el templo hindú más grande fuera de la India, llamado Shri Swaminarayan Mandir, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la gran comunidad india que hay viviendo en Londres.

Regent’s Canal

Camden Town

Esto es sólo un resumen de todo lo que escribí sobre Londres el año pasado, pero si queréis leerlo en detalle, os recomiendo hacer click en este enlace y ahí encontraréis un índice con todas mis entradas sobre Londres (y algún otro sitio de Inglaterra). Espero que os guste!

De turismo en el centro de Londres (Parte II)

Londres es una ciudad grandiosa en todos los sentidos: primero porque es la ciudad más poblada de Europa (cuenta con casi 8 millones de habitantes) y porque tiene muchas cosas que la sitúa en primer lugar entre todos los países del continente (el metro más grande, el jardín botánico más grande, el festival callejero más grande, el templo hindú más grande, y un largo etcétera). Es una de las ciudades más turísticas de Europa y está llena de monumentos, edificios históricos y otros lugares de interés. Está muy cerquita de España y los precios de los vuelos son bastante asequibles.

Durante el mes de agosto no tuve trabajo en Londres y entonces aproveché para ver todo lo que me quedaba del centro. Ya había estado en algunos sitios durante unos días en mayo cuando vino una amiga de España a visitarme. Podéis leerlo en la entrada De turismo en el centro de Londres (parte I). En verano estuve viviendo en el norte de Londres y el centro me quedaba bastante más cerca de casa que antes. Además el tiempo acompañaba porque casi todos los días fueron de verano total, cálidos y soleados, y con un ambientazo tremendo por las Olimpiadas.

Sigue leyendo

Carnaval de Notting Hill

Londres es un no parar de festivales durante el verano, y más este año con motivo de las Olimpiadas. Uno de ellos es el famoso Carnaval de Notting Hill, festival callejero más grande de toda Europa y uno de los mayores del mundo. Tuvo lugar el 27 de agosto domingo y el 28 de agosto lunes (que era festivo o “bank holiday” como dicen aquí). No podía perderme semejante acontecimiento estando en Londres, así que para allá me fui. Decidí ir el día 28 que decían que iba a ser más grande, aunque el desfile carnavalesco se hacía los dos días por igual.

Quedé con algunos de los couchsurfers con los que fui al Festival de London Mela y también vinieron otros nuevos. Nos encontramos en la estación de Westbourne Park, que quedaba cerca del desfile. Mucha gente se bajó en esa estación para ir al carnaval, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta que cada año hay alrededor de un millón de espectadores. Ya se escuchaba la música caribeña que acompañaba al desfile, qué ganas de ir para allá y meterse en la fiesta.

Sigue leyendo