Primeros días en San José

Ya han pasado cinco días desde que aterricé en suelo costarricense, y en este tiempo sólo he estado en San José, en concreto en el San Pedro Montes de Oca, un distrito muy conocido por sus zonas comerciales y sus universidades. Aquí es donde vive la couchsurfer en cuya casa me he alojado estos días. Su casa está en una zona residencial a media hora caminando del centro de San Pedro.

San José es la capital de Costa Rica y cuenta con algo más de millón y medio de habitantes. No es de la más grandes de Latinoamérica, ni tampoco de las más bonitas, todo sea dicho. Crucé San José de noche en coche, cuando viajaba del aeropuerto a San Pedro y no me llamó demasiado como para hacerle una visita. En San Pedro he estado haciendo gestiones y compras durante todos estos días, preparándome para ir a Tortuguero. No he visto sitios bonitos pero he conocido un poco más sobre la gente y la cultura de aquí, y no faltan las anécdotas y curiosidades que contar.

Sigue leyendo

Los muchos preparativos de un viaje de duración indefinida

No es la primera vez que hago un viaje de estas características, y sin embargo, su preparación me resulta tan agobiante y estresante como la primera vez. Como ya os conté en mi post anterior, me voy a Costa Rica a hacer mi tesina del máster y de paso conocer uno de mis países soñados. No sé cuánto durará este viaje en total, ya que aunque tengo que enviar mi tesina en diciembre, si todo va bien y aún me queda dinero, me gustaría quedarme hasta la primavera o verano del año que viene, o más si me sale trabajo.

En este post os quería contar con detalle todos los preparativos que un viaje de este tipo requiere, y os aseguro que son muchos más que los de un viaje de vacaciones. He estado poco más de un mes en España de “vacaciones” tras dejar Edimburgo (donde estuve estudiando el máster) y creedme que ni un solo día he dejado de hacer preparativos o escribir en mi blog, o sea, que de vacaciones nada (por eso lo puse entre comillas). Escribo este post justo al llegar a Londres, aprovechando un rato que tengo hasta que salga el autobús al centro. Por suerte, prácticamente todos los preparativos están terminados y mañana me voy unos días a relajarme mientras hago un voluntariado en Cornualles, antes de emprender rumbo a las Américas.

Sigue leyendo